Pasar al contenido principal

Postre de duraznos: fácil, light y sin cocción

Licuar los duraznos con el almíbar que viene en la lata. En una tacita, humedecer la gelatina con unas gotas de agua fría y disolver bien a Baño María. Mezclar el licuado con la gelatina y el queso. Aparte, batir las claras a nieve con el edulcorante  y agregarlas a la preparación anterior con movimientos envolventes, para que las claras no se bajen. Colocar en un molde tipo savarín humedecido con agua y dejar seis horas en la heladera. Servir decorado con rodajas de durazno con cáscara.

Ingredientes
  • Duraznos light, 1 lata
  • Durazno fresco con cáscara, 1, bien lavado
  • Gelatina sin sabor, 2 sobrecitos
  • Queso blanco descremado, medio kilo
  • Claras, 5
  • Edulcorante, 2 cucharadas
Dificultad
Fácil
Cantidad de Porciones
8
Tiempo de preparación
15Min
Embarazo Niños Adolescentes Embarazo Niños Pubertad y Adolescencia Primer Trimestre Segundo Trimestre Tercer Trimestre 3 a 5 años 6 a 8 años 9 a 12 años 13 a 17 años Nutrición en el Embarazo Nutrición infantil Nutrición en adolescentes Recetas
Postres